AUDITORIAS ENERGETICAS

El objetivo de la auditoria debe ser en primer lugar realizar una evaluación objetiva de la situación de partida de las instalaciones, mediante la realización de una serie de medidas:

    • Identificación de los principales centros de consumo de energía y su preponderancia en el valor global.
 
  • Alumbrado
  • 
Climatización
  • 
Bombeos y compresores
  • ACS
  • 
Locales comerciales
  • Varadero

  • Amarres

  • Otros
 
    • Medida de los factores de potencia correspondientes y de las tasas de distorsión armónica presentes.
    • Medida del nivel de alumbrado público.
    • Medida de la eficiencia térmica de los sistemas de climatización y ACS.
    • Medida de los patrones de consumo.
    • Verificación de la modalidad de contratación de los servicios de la marina.

Control: Una vez efectuadas las medidas, se propondrán una serie de acciones de control, incluyendo una evaluación económica del coste de la implantación de la medida, ahorro previsto al implantarla, y determinación de los ratios financieros correspondientes (VAN, TIR,..) para la toma de decisiones.

Entre las acciones propuestas, pueden citarse:

    • Implantación de sistemas de control de alumbrado público compuestos por cuadros de regulación, incluyendo o no sistemas de control punto a punto.
    • Implantación de sistemas de telegestión de consumos eléctricos y de agua de los barcos amarrados.
    • Implantación de armarios correctores del factor de potencia.
    • Sistemas de ACS alimentados mediante energías renovables.
    • Implantación de tecnologías de variación de velocidad para mejorar el consumo y la vida media de compresores, bombas y motores en general.
    • Propuesta, si procede, de cambio de modalidad de suministro de servicios, junto con el seguimiento automático de las facturas emitidas por la compañía correspondiente y si cruce con las simulaciones obtenidas a partir de las lecturas de los contadores propios.

Finalmente, mediante el suministro de herramientas informáticas adecuadas, se podrá verificar el grado de mejora obtenido, tanto desde el punto de vista económico (ahorro de costes) como de continuidad de servicio, calidad del mismo (entendida como ajuste a las necesidades del usuario), etc.

 

"Sólo si se mide se puede controlar
Sólo si se controla se puede gestionar
Sólo si se gestiona se puede mejorar"

H. James Harrington

Gurú Mejora de Procesos
Consultor ejecutivo de IBM

R

+34.93.599.2385 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.